ULTIMAS NOTICIAS

Trump coloca a las mujeres asesinadas en el centro de su discurso antinmigración

By junio 30, 2024 No Comments

WASHINGTON- Minutos antes de salir al escenario para el primer debate presidencial del jueves, Donald Trump recibió una llamada telefónica de la madre de Jocelyn Nungaray, de 12 años, asesinada en Houston este mes, presuntamente a manos de dos venezolanos que se encontraban ilegalmente en Estados Unidos. La madre, Alexis Nungaray, estaba devolviendo un mensaje de voz que Trump había dejado a primera hora del día cuando se encontraba en el funeral de su hija, dijo a Reuters una amiga de la familia, Victoria Galván, que presenció la llamada.

El cuerpo de Nungaray fue hallado en un arroyo cercano a su casa el 17 de junio, después de que sus agresores presuntamente la llevaran bajo un puente, la ataran, le quitaran los pantalones y la estrangularan, según la policía y la fiscalía. Los sospechosos -Johan José Martínez Rangel, de 22 años, y Franklin José Peña Ramos, de 26- habían sido detenidos por las autoridades fronterizas estadounidenses en Texas a principios de este año, pero quedaron en libertad a la espera de comparecer ante un tribunal. Durante el debate, Trump habló del caso de Nungaray y de la llamada telefónica mientras machacaba a Biden sobre sus políticas de inmigración, acusando al demócrata de permitir la entrada en el país de asesinos y violadores. «Ha habido muchas mujeres jóvenes asesinadas por la misma gente a la que él permite cruzar nuestra frontera», dijo Trump. «Estos asesinos están entrando en nuestro país y están violando y matando a mujeres. Y es algo terrible». Citando el caso de Nungaray, dijo: «Es horrible lo que ha ocurrido… Ahora somos literalmente un país incivilizado». Los ataques de Trump proceden de un libro de jugadas que ha utilizado repetidamente desde que se presentó por primera vez a las elecciones en 2015 para presentar a los inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera sur como criminales violentos. Normalmente se centra en mujeres jóvenes, blancas, supuestamente asesinadas por asaltantes hispanos para transmitir ese mensaje, evitando los casos que implican a víctimas masculinas.

Sus oponentes le acusan de explotar cínicamente a familias en duelo para alimentar su narrativa de que los nacidos en el extranjero, a menudo hispanos, que llegan son parte de un ejército invasor. «Parte de lo que está ocurriendo aquí es un esfuerzo por estimular la xenofobia o la animadversión o la hostilidad étnica», dijo Christopher Federico, profesor de ciencias políticas y psicología en la Universidad de Minnesota, añadiendo que Trump parece estar jugando con los estereotipos racistas que pintan a los hombres latinos como amenazas a «la pureza percibida de la feminidad blanca». Los estudios suelen concluir que no hay pruebas de que los inmigrantes cometan delitos en mayor proporción que los estadounidenses nacidos en el país, y los críticos afirman que la retórica de Trump refuerza los tópicos racistas. Aun así, las encuestas muestran que el mensaje visceral resuena entre muchos votantes. Lo amplifican los medios de comunicación conservadores, las personas influyentes pro-Trump en Internet y, a veces, los afligidos familiares y amigos de las mujeres asesinadas. Galvan, de 27 años, culpó de la muerte de Nungaray a la flexibilización de Biden de algunas restricciones en la frontera entre Estados Unidos y México. «Creo que Jocelyn definitivamente seguiría aquí si el presidente Trump fuera nuestro presidente», dijo Galván, añadiendo que planeaba votar por primera vez en unas elecciones presidenciales y que apoyaría a Trump.

El anuncio se centra en Rachel Morin —una madre de cinco hijos violada y asesinada mientras trotaba en agosto de 2023 cerca de su casa en Maryland— y su asesino acusado, un inmigrante de El Salvador en Estados Unidos de forma ilegal. «La frontera abierta de Joe Biden, una pesadilla para las mujeres estadounidenses», dice la voz de una mujer mientras aparece el rostro del asesino acusado de Morin junto al de Biden. Según Susan Del Percio, estratega republicana crítica con la retórica de Trump sobre la inmigración, el planteamiento del expresidente recuerda al muy citado anuncio de «Willie Horton», que atacaba al candidato demócrata Michael Dukakis en la campaña presidencial de 1988. Horton era negro y los críticos dijeron que el anuncio —que efectivamente impulsó la candidatura del republicano George H. W. Bush— buscaba provocar miedo por motivos raciales. «Trump está diciendo: ‘No nos gustan los inmigrantes y ahora aquí tenemos otra horrible razón para que no nos gusten. Vendrán por ustedes y los matarán'», dijo. La portavoz de la campaña de Trump, Karoline Leavitt, afirmó que las políticas fronterizas de Biden habían permitido la entrada de criminales peligrosos en Estados Unidos y que Trump buscaba apoyar a las familias de las víctimas. «El presidente Trump dice sus nombres, llama a sus madres y se solidariza con sus familias, mientras Joe Biden sigue ignorando su sufrimiento y dando la bienvenida a millones de peligrosos inmigrantes ilegales criminales», dijo Leavitt en un comunicado. Trump ha utilizado un lenguaje incendiario para describir a los inmigrantes en Estados Unidos de forma ilegal, incluyendo que están «envenenando la sangre» del país. Los padres de algunas víctimas han dado la bienvenida a los esfuerzos de Trump por publicitar los brutales asesinatos, mientras que otros dicen que simplemente está politizando las muertes de sus seres queridos.

]]>