ULTIMAS NOTICIAS

El papa cancela participación en el Vía Crucis para “preservar su salud”

By marzo 30, 2024 No Comments

El papa Francisco canceló en el último momento su asistencia a la procesión del Viernes Santo en el Coliseo de Roma, en lo que el Vaticano describió como un intento de «preservar su salud» antes de más compromisos de Semana Santa. «Para preservar su salud en preparación para la vigilia de mañana y la misa del Domingo de Pascua, el papa Francisco seguirá el Vía Crucis del Coliseo desde la residencia de Santa Marta», informó el Vaticano en un comunicado. La inesperada ausencia de Francisco, de 87 años, podría reavivar la preocupación por el deterioro de sus fuerzas. El pontífice utiliza un bastón o una silla de ruedas para desplazarse debido a una dolencia de rodilla, y sufre repetidos ataques de bronquitis y gripe.

El Viernes Santo conduce el domingo a la Pascua, la fecha más importante y alegre del calendario litúrgico de la Iglesia, que conmemora el día en que los cristianos creen que Jesús resucitó de entre los muertos. El Vaticano anunció la ausencia del papa en la procesión del «Vía Crucis» justo cuando estaba a punto de comenzar, diciendo en un comunicado que la seguiría a distancia desde su residencia vaticana. «Se trata simplemente de una medida de precaución», indicó a la AFP una fuente del Vaticano, que aseguró que la salud del papa, que en las últimas horas estuvo «en buena forma», no suscita «ninguna preocupación particular». Francisco, que se había mostrado más en forma esta semana tras unas semanas en las que tuvo dificultades para hablar en público y canceló algunas reuniones, también faltó a la procesión el año pasado, tras recuperarse de una hospitalización de cuatro días por bronquitis. El jesuita argentino también anuló su participación en este rito al aire libre en 2023 por motivos de salud, pero el año pasado el Vaticano informó con anterioridad que el pontífice no participaría ya que estaba convaleciente tras haber sido hospitalizado por una bronquitis.

El Vía Crucis del Coliseo es una recreación de la muerte de Jesús por crucifixión, en la que los participantes se turnan para sostener la cruz mientras caminan por la antigua arena romana, deteniéndose para rezar y escuchar meditaciones. Francisco escribió personalmente las meditaciones de este año, por primera vez en sus 11 años de papado. Incluían alabanzas a la mansedumbre y el perdón en respuesta a los actos de maldad y oraciones por los cristianos perseguidos y las víctimas de la guerra. Monjas, sacerdotes, un ermitaño, trabajadores caritativos, inmigrantes y discapacitados fueron algunos de los participantes en el servicio, celebrado en un monumento emblemático que se cree que fue lugar de martirio para los primeros cristianos. El Papa, que ha pedido que la Iglesia esté menos dominada por los hombres, también resaltó a las mujeres que ayudaron a Jesús mientras cargaba con la cruz y suplicó por «aquellas (mujeres) que en nuestros días son explotadas y sufren injusticias e indignidades». En otra muestra de su atención a las mujeres, Francisco realizó el jueves el ritual del lavatorio de pies, que recuerda el gesto de humildad de Jesús a sus apóstoles en la Última Cena, en una cárcel de mujeres de Roma. Más temprano el viernes, el papa se unió a cardenales y obispos para el servicio de la Pasión del Señor en la Basílica de San Pedro, que contó con cantos en latín que relataban los acontecimientos desde el arresto de Jesús hasta su entierro. En años anteriores, Francisco comenzaba el servicio postrándose en el suelo de la basílica, pero su frágil estado de salud ya no se lo permite. En su lugar, llegó en silla de ruedas y rezó en silencio ante el altar mayor. (Con información de Reuters y AFP)

]]>